[pp. 61-64]
PayamediCINE
La risa como dimensión de la verdad
Juan Jorge Michel Fariña, Jimena Blanco, José Pelluchi

La figura del payaso ha interesado al cine desde sus inicios. George Méliès, el creador del cinematógrafo, era él mismo ilusionista y mimo, y la gestualidad fue el primer lenguaje desplegado en las pantallas. Las películas de Chaplin y de Buster Keaton son ejemplos extraordinarios de lo inefable como núcleo de la comicidad. Con la llegada del cine sonoro, en 1927, los payasos ganaron en potencia humorística, pero sin perder su rasgo silente, mudo, como se lo puede apreciar en la desopilante e scena inicial del circo en I clowns, de Federico Fellini (1970). Respecto de la función terapéutica del payaso, seguramente el primer antecedente es City Lights (Chaplin, 1931), en la que el personaje del vagabundo asiste con su arte a un suicida y a una florista ciega. Pero la galería es inmensa y su recorrido supone un suplemento de formación para el entrenamiento del moderno payaso de hospital. Reconocer las múltiples facetas del payaso en el cine es una vía para comprender mejor la diversidad del alma humana. Como lo expresara el propio Fellini, “el payaso es a la humanidad como el hombre es a su sombra –representa las crueldades y maravillas a través de la risa”.

En octubre de 2015 la Provincia de Buenos Aires incorporó por Ley la figura del payamédico dentro del equipo de salud hospitalario –en una primera etapa para los servicios de pediatría, pero luego con carácter más amplio. Este hecho sin precedentes abre una reflexión sobre el valor de la risa como dimensión terapéutica, trayendo a la memoria de todos a Patch Adams, el recordado film protagonizado por Robin Williams.

Al respecto de la risa, Alain Badiou en diálogo con Nicholas Troung, nos recuerda que existe una risa que obedece a una complicidad con el orden existente, que está allí para que nos «hagamos a la idea» de lo que existe. Pero que existe también una risa que es de un orden diferente, ”(…) una risa que revela en profundidad la sandez de lo que se nos enseña a respetar, que devela la verdad oculta, a la vez ridícula y sórdida, que se encuentra detrás de los «valores» que se presentan ante nosotros como los más indiscutibles de todos. La auténtica comedia no nos divierte; nos deja en la inquietante alegría de tener que reírnos de la obscenidad de lo real.”

1931: City Lights [Luces de Ciudad] Director: Charles Chaplin.

¿Puede ser considerado Chaplin el primer payamédico del cine? En las escenas iniciales del film, Chaplin intentará persuadir a un alcohólico deprimido para que desista de su intento de suicidio. Luego ayudará a una florista ciega a enfrentar la vida de otra manera y prepararse para una operación quirúrgica promisoria. Resulta relevante el empleo de la risa como herramienta mediadora que emerge de manera imprevista, motorizada por la buena voluntad del vagabundo, que asiste espontáneamente a estos personajes, regalándonos a la vez escenas entrañables de la historia del cine.

1936: Modern Times [Tiempos Modernos] Director: Charles Chaplin.

La proliferación de las fábricas y el desarrollo de la industria son el escenario de este clásico del cine que invita a una lúcida reflexión sobre el mundo del trabajo. Allí la técnica elegida por Chaplin es la parodia, para presentar en clave paya una realidad que, de no mediar su arte, promovería en el espectador una mera identificación angustiante, como lo muestra la escena antológica del almuerzo. Reflexionar, cuestionar la realidad de la mano de la risa, es el gran desafío que abre al payamédico la experiencia cinematográfica.

1952: Limelight [Candilejas] Director: Charles Chaplin

Veinte años después de haber rodado City Lights, Chaplin encarnará en Limelight, a un comediante que a la manera del vagabundo en el primer film, entrará en escena para salvar la vida de Terry, su vecina suicida. Lo hará con intervenciones en clave de comicidad y apelando a la técnica del clown, del humor y de algunas herramientas escénicas del género del mimo. ¿Qué rol cumplen los payasos –con sus rutinas de improvisación, danza y ejecución musical– dentro del equipo de salud mental? ¿Cómo se vislumbra el nuevo escenario en donde convivirán psiquiatras, psicólogos, enfermeros, terapistas, médicos y payasos de hospital? Imprevistamente, este film introduce una una escena en donde el payaso interactúa con el médico de Terry para diseñar juntos una estrategia clínica ¿Cómo serán esas escenas de multidisciplina, en el marco de la nueva ley que instala la función del payamédico como integrante del equipo de salud?

1952: The Greatest Show on Earth [El espectáculo más grande del mundo] Director: Cecil B. Demille

La acción transcurre en un circo, de donde rescatamos al personaje de Buttons, el payaso, protagonizado por James Stewart, uno de los actores más carismáticos de la época. La elección de DeMille no fue casual: Stewart había sido héroe de guerra y su personaje era el más entrañable de la carpa. Pero detrás del disfraz de clown, ocultaba un doloroso pasado que se nos revela hacia el final de la historia. Antes de convertirse en payaso de circo, Buttons había sido médico y ayudado a su esposa a morir cuando ésta padecía una enfermedad terminal. Imprevistamente, el film nos confronta con la risa como punto de tensión frente a una de las cuestiones bioéticas contemporáneas más acuciantes.

1970: I clowns [Los payasos] Director Federico Fellini

En este documental clásico, Federico Fellini, movido por su amor al circo, hace un recorrido por la historia del payaso. Para Fellini “El payaso es a la humanidad como el hombre es a su sombra. Representa las crueldades y maravillas del hombre a través de la risa”. La narrativa del film gira en torno a las similitudes o reproducciones de algunos mecanismos sociales en la escena circense, además de mostrar los primeros espectáculos de clown en hospitales psiquiátricos. ¿De qué manera la figura del payaso introduce en el contexto histórico social de la época? ¿Qué nos enseñan las escenas paya sobre el valor de la parodia para comprender mejor los vínculos sociales?

1986: El nombre de la Rosa. Director: Jean-Jacques Annaud

Basado en la novela homónima de Umberto Eco, el film narra las aventuras de un franciscano, Guillermo de Baskerville y su discípulo Adso de Melk, quienes llegan a una abadía benedictina para un cónclave religioso. Desde su arribo se suscitan una serie de crímenes. En el curso de la investigación, los protagonistas, ingresarán en la biblioteca de la abadía desafiando a Jorge de Burgos, su guardián incansable. Al parecer, había allí un libro prohibido –que se creía perdido hasta entonces-: el segundo libro de la Poética de Aristóteles, que trataba sobre la comedia. En la Edad Media la risa era considerada una amenaza. El film nos confronta así con preguntas que adquieren dimensión filosófico-paya: ¿Qué barreras corrompe la risa? ¿Por qué la risa pudo ser considerada una amenaza? ¿A partir de qué movimiento la risa desmonta un dispositivo de poder, un aparato de captura?

1989: Krusty el Payaso [Los Simpsons]. Creador: Matt Groening

Hace 25 años hizo su aparición en las pantallas el más entrañable y a la vez controvertido payaso de la historia. Se trata de Krusty, el personaje de la serie Los Simpson. ¿Qué puede aprenderse de este clown que parece mostrarse una y otra vez como el antipayaso? ¿Qué nuevas dimensiones de nuestro arte introduce este hombre de pasado triste, de notable parecido físico con Homero, a quien Bart adorará y admirará. El hombre y el payaso, el detrás de escena, nos abisman a la vida que acontece fuera de la cámara y del espectáculo.

1997: La vita è bella [La vida es bella] Director: Roberto Benigni

Como se sabe, el film cuenta la historia de un italiano de origen judío que es apresado por los nazis y recluido junto a su familia a un campo de concentración. Guido, el protagonista, tiene una peculiar manera de hacer frente a los avatares de su vida. En diferentes escenas se podría establecer una analogía con el paya: al lidiar con la cotidianeidad o en los juegos de fantasía que lleva adelante para conquistar a su esposa. En momentos más oscuros, desplegará su potencia paya para proteger a su hijo del infierno en que se encontraban, como en la célebre escena de la traducción de las instrucciones de un oficial alemán. ¿Hasta qué punto es pertinente la comicidad en situaciones de semejante aberración de los derechos humanos? Nuevamente, ¿cuándo es pertinente la risa? ¿Qué enseñanzas nos deja esta película para pensar la payamedicina en situaciones extremas?

1998: Patch Adams. Director: Tom Shadyac

Hunter Doherty Adams se interna por voluntad propia en un hospital psiquiátrico para recuperarse tras un intento de suicidio. Allí, rápidamente, se percatará de los límites de la medicina en el abordaje de pacientes complejos. Espontáneamente, Hunter comenzará a jugar en las sesiones grupales, intentando reinventar parte de esos espacios terapéuticos vacíos. Así, comienza a llenar de nuevos sentidos esas intervenciones grupales. Gracias a su sensibilidad también, advierte que su estado anímico y el de sus compañeros, comienza a mejorar. Entonces, decide que es momento de “darse el alta” y externarse, para emprender un nuevo camino. Nacía así, el primer payaso de hospital de la historia: Patch Adams.



NOTAS